Y ahora… que me hice en la cara !

Me encanta escribir contándoles todo lo que voy conociendo y experimentando día a día  y así uds. puedan decidir si es algo que les interesa, si lo estaban buscando  y se animan a probarlo.

Hace unas 3 semanas fui donde la Dr. Karen Bustamante Gonzales ella es mi doctora especialista en antiagging. Ya les he contado de ella, he escrito notas sobre algunos de los tratamientos que hacemos juntas y hoy quiero contarles sobre la #ToxinaBotulínica #DySport. Karen es un profesional en todo lo que hace y por eso me sentí muy confiada cuando me dijo que eso me ayudaría a tener los resultados que yo buscaba.

Hoy por hoy a mis 43 años, con el ritmo de vida de que llevo, y entrenando al aire libre es necesario tener cuidados extras sobre mi piel .

Ya saben que es un conjunto de varias cosas lo que hacen que tengas los resultados que buscas … en mi caso el hacer deporte, hidratarme muy bien y usar bloqueador solar todos los días son la base de mi cuidado personal y hace unas semanas probé el DySport .

Debo reconocer y agradecer que tengo buena piel y de verdad son pocos los puntos a en donde me pusieron la toxina, pero justamente esa es la idea hacerlo antes que las líneas de expresión estén muy marcadas para prevenir que se marquen y que sea vea realmente NATURAL.

Yo soy muy expresiva, gesticulo mucho y me daría un infarto si de un día para otro no podría hacer mis muecas jajajaja.

Les dejo la información real , tal cual me la envió mi Dra. para que uds. puedan tener el conocimiento completo de que es, cómo funciona , cómo reacciona y para que sirve:

La toxina botulínica es una sustancia que relaja el músculo y evita que se contraiga, por lo tanto atenúa las líneas de expresión.

Es una neurotoxina, sintetizada a partir del veneno de una bacteria, apta para el uso en humanos.

Es uno de los tratamientos que más satisfacción deja en los pacientes que lo usan, es bastante segura siempre y cuando se utilice correctamente, en dosis adecuadas y en puntos estratégicos para lograr los resultados deseados.

Hay varias marcas de toxina botulínica, sin embargo, las que tienen estudios científicamente comprobados en humanos son Botox (de Estados Unidos) y Dysport (del Reino Unido), personalmente prefiero usar Dysport porque me parece que actúa en músculos de mayor contractibilidad y dura un poco más de tiempo.

El objetivo con el uso de la toxina botulínica es mantener la expresividad y gesticulación natural del rostro, eliminando solo ciertas líneas de expresión. Refrescar la mirada y evitar la apariencia de un rostro cansado. Siempre es mejor que falte toxina y tengamos que aplicar un poco más a que se haya puesto mucha dosis, se vea un rostro congelado y tenga que esperar a que pase el efecto.

El efecto dura aproximadamente 6 meses, en algunas personas podría durar un poco menos y en otras un poco más, teniendo en cuenta que el músculo tiene memoria y se acostumbra mantenerse relajado. Pasado el efecto la línea de expresión regresa a como era antes pero con 6 meses menos, de ninguna manera la arruga se acentúa más, ya que durante el tiempo de efecto del producto no se forma la línea de expresión y por ende no se daña la piel y su estructura de colágeno. No es mandatorio que el paciente se tenga que colocar nuevamente el tratamiento pasado el tiempo indicado, solo si le gusto el resultado y desea hacerse un mantenimiento se vuelve a aplicar.

Actualmente, se recomienda la aplicación de la toxina botulínica en etapas tempranas del envejecimiento, ya que de esta manera se previene el daño irreversible en la piel, actuamos antes que se rompa la estructura de colágeno, de esta manera se necesita menos dosis, menos tratamientos y se obtienen mejores resultados.

Hay que recalcar que la toxina botulínica no rellena, solo actúa en músculo evitando su contracción.

Después de la aplicación el paciente no se debe recostar por 4 horas, por lo demás se puede continuar con sus actividades con total normalidad.

Podrían aparecer equimosis o moretones en el 2-5 % de los casos, no es muy frecuente pero puede suceder. Luego de la aplicación puede aparecer un ligero enrojecimiento en la zona de punción, el cual desaparece rápidamente. Se puede usar maquillaje y cremas de uso habitual luego de la aplicación.

En quienes no se aplica toxina botulínica son en gestantes, pacientes alérgicos al huevo, que estén tomando un tipo de antibiótico de la familia de los Aminoglucosidos y en pacientes con parálisis facial.

Las zonas más frecuentes de aplicación en el rostro son en patitas de gallo, entrecejo, frente.

Actualmente el uso de la toxina botulínica no solo se centra en la estética, también se usa para tratar crisis de migrañas, espasmos musculares, incontinencia urinaria, exceso de sudoración, entre otros.

La toxina botulínica bien aplicada, en bajas dosis, puntos estratégicos y en manos de expertos tiene muy buenos resultados y pacientes satisfechos.

Definitivamente YO soy una de esas pacientes 100% satisfechas con los resultado. Si se animan hacerlo por favor que sea con alguien de confianza , que hayan visto su trabajo final y real.

Uds. ya saben a quien recomiendo a ojos cerrados, siempre  cuido muchísimo no sólo el profesionalismo  de la persona sino el  gran corazón y humildad de la misma.

Si quieren contactarla les dejo sus datos:

Dra. Karen Bustamante Gonzales
CMP.51070   RNE. 27912
Médico Geriatra
Medicina Antienvejecimiento & Longevidad
Tlf: 051-991006567

Y cualquier pregunta que quieran hacerme ya saben que feliz de contestarla siempre!

Besotes Miles

Erika

Erika Dammert

Wellness Coach, publicista, Personal Trainer y Mamá de Gia.
Busco a través de mis experiencias de vida, motivar y ayudar a las mujeres a ser la mejor versión de ellas mismas y que así puedan vivir el estilo de vida que quieren y merecen.

No Comments Yet

Comments are closed